www.juezyverdugo.es --- contacto@juezyverdugo.es

 

24 - Julio - 2019
>>>> Séptimo arte > La dama de la antorcha

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta mujer solamente aparece 18 segundos en cada película, pero lo hace en muchísimas. El año pasado estrenó 13. Hay muchas probabilidades de que esta sea la persona a la que has visto más veces en la historia del cine. Abre todas las películas de Columbia Pictures desde 1922.

Y pese a que el logo ha cambiado varias veces en sus casi 100 años de historia, la figura de la dama de la antorcha se mantiene inalterable, si exceptuamos, claro, aquella ocasión en la que en el comienzo del delirio disco-kistch ¡Por fin es viernes! (1978), realizada a mayor gloria de la Motown, la dama de la antorcha se ponía a bailar.

El logo de Columbia Pictures es reconocible por los espectadores de todo el mundo. Está (casi) al nivel del león que ruge de Metro Goldwyn Mayer y va de la mano con el castillo de Disney o la montaña de Paramount (que, según la leyenda, es el pico Artesonraju de Perú). Lo que es menos conocido es la historia detrás de la mujer de la antorcha y, en algunos casos, incluso su identidad. Solo hay seguridad en torno a la mujer que ha aparecido en el logo de la compañía en los últimos 27 años. En 1992 Columbia Pictures pidió al pintor Michael Deas, reconocido por sus retratos de presidentes y estrellas del cine clásico, que reformulase la popular imagen. Para ello, Deas acudió a la fotógrafa Kathy Anderson para que le ayudara dándole imágenes de referencia. En julio de 1991 Kathy pidió a una de sus compañeras de trabajo en un periódico de Nueva Orleans, la diseñadora gráfica Jenny Joseph, que posase en su pequeño apartamento frente a una tela negra, vestida con una túnica y sujetando una antorcha.

Joseph no se imaginaba que aquella imagen sería muy pronto la más vista en cines de todo el mundo. Se dice que fue elegida porque tanto Michael como Kathy consideraron que se parecía a la mujer de la antorcha de anteriores versiones del logo de la famosa productora. Joseph no era modelo, como contó la propia Anderson: no había posado ante una cámara anteriormente ni ha vuelto a hacerlo después.

Posteriormente, Joseph se mudó de Nueva Orleans a Texas, se casó y tuvo hijos. Unos niños que han crecido cómodamente con la idea de que su madre aparece continuamente en los cines antes de que comiencen algunas de las películas más taquilleras de cada año. Curiosamente, alguna gente pensó que esa mujer era la actriz Annette Bening al encontrar cierto parecido con ella. Fue un rumor que circuló en Hollywood durante unos años. En algunas webs aún aparece Bening como una de las "damas de la antorcha". No lo es. ¿Pero quién apareció antes en esa misma pose? Es muy complicado determinar el nombre de las mujeres que sujetaron antes la antorcha, pese a que la del cine es una industria en la que todo queda grabado y registrado para el recuerdo. Pero según Columbia Pictures, no hay documentación para comprobar si algunas de las mujeres que afirman haber sido la “dama de la antorcha” dicen la verdad.

Extracto de un reportaje (en inglés) emitido en 2013 en el que se pueden ver imágenes de Michael Deas y Jenny Joseph, pintor y modelo de la "dama de la antorcha" de Columbia Pictures.

Una de ellas podría ser Claudia Dell. Aparece en una autobiografía de Bette Davis (The Lonely Life, 1962), en la que la oscarizada actriz se refiere a una “joven Claudia Dell, cuya imagen fue utilizada como el logo de Columbia Pictures durante años”. Dell (1910-1977) fue una actriz de cine y televisión que nunca llegó a mucho en Hollywood y se estancó en películas de serie B, aunque en lo personal se casó con hombres poderosos de California y pudo llevar una vida acomodada. Otra era Evelyn Venable (1913-1993), actriz más conocida gracias a su papel en La muerte de vacaciones (1934), que en los noventa conoció una versión bastante libre con el título de ¿Conoces a Joe Black?, protagonizada por Brad Pitt. Afirmó haber sido modelo para el logo de Columbia en 1939. La web IMDB, una referencia para los cinéfilos, da por bueno el dato.

Evolución del logo de Columbia de la década de los años veinte, después el de los treinta, a continuación el de los ochenta y finalmente el de los noventa hasta hoy.

Después está Amelia Batchler (1908-2002), que en un reportaje de la revista estadounidense People se presenta como la mujer que encarnó el logo de la antorcha desde 1936 y durante años. “Un día Harry Cohn [que fue el primer presidente de la compañía] me dijo: ‘Vete a vestuario. Hay un artista italiano que quiere pintarte’. Esto fue en 1935 o 1936. Yo era una artista contratada y por 75 dólares semanales hacíamos de todo excepto fregar el suelo”. Amelia, según contó, jamás preguntó para qué era aquella pintura. Descubrió pocos años después que su imagen aparecía al principio de todas las películas de Columbia. “¿Derechos de imagen? ¿Bromeas? No pagaban de eso a nadie por aquel entonces. Esto fue mucho antes de que hubiese sindicatos”. Para anécdota, la siguiente: Amelia contó que mucho tiempo después, cuando la identidad de la "dama de la antorcha" empezó a causar intriga entre la prensa y los espectadores, llamó a Columbia para decir que era ella, en caso de que quisieran hacer algún tipo de historia o comunicado al respecto. Pero la chica que la atendió no la creyó por un motivo muy sencillo: decenas de chicas habían llamado antes diciendo lo mismo.

Evelyn Venable, que afirmó haber sido la modelo del logo de Columbia Pictures en 1939, en una imagen publicitaria tomada en Londres en 1935.

Una de esas otras chicas podría ser Jane Bartholomew. El prestigioso diario estadounidense Chicago Sun Times dio por buena su historia y publicó un reportaje sobre ella. Según Bartholomew, su rostro es el que aparece en la década de los cuarenta (lo cual enfrentaría su relato al de Batchler) y fue reclutada, como en el caso anterior, por el jefe Harry Crohn. Ocurrió en 1941, según su relato, y le pagaron 25 dólares. El periódico acompañó el reportaje con una imagen realmente tierna: la ya anciana Jane posa en su dormitorio de una residencia de ancianos mientras detrás de ella, colgadas en la pared, lucen varias fotografías en las que ella personificaba (o no) a la dama de la antorcha.

Jane Bartholomew, que afirmó ser una de las modelos en la que se inspiró el logo de Columbia Pictures, posa en la habitación de su residencia en 2001.

Lo curioso de esta historia es que todos los relatos podrían ser ciertos: el logo de Columbia Pictures es una pintura y los diferentes artistas a los que el estudio ha comisionado para llevarla a cabo piden fotografías de referencia. Si bien en su última encarnación la identidad es indudable porque todos los participantes en la creación de la imagen están vivos y hay incluso vídeos de la sesión, sería factible que en la década de los treinta o cuarenta el artista se inspirase en diferentes fotografías para dibujar a su “torch lady”, como se conoce en inglés a la figura que abre todas las películas de la productora. Esa figura que, sin nombre, sin datos y sin historia, es la mujer que más veces hemos visto cuando se apaga la luz de la sala de cine. Pero más allá de Jenny Joseph, será complicado conocer sus anteriores identidades.

¿Y que hay del resto de estudios?

El León de la Metro es la mascota del estudio de cine estadounidense Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Este león conforma el elemento más característico del logotipo de MGM, circundado por una película de celuloide en que se inscribe el lema "Ars Gratia Artis" (el arte por el arte). Desde 1924 (fecha de nacimiento de MGM, a partir de la unión del estudio de Samuel Goldwyn con la empresa de Louis B. Mayer y con la Metro Pictures de Marcus Loew) siete leones diferentes han sido utilizados en el logotipo. Probablemente Tanner y Leo (el león actual) sean los leones más conocidos de MGM. La imagen de Tanner, que fue utilizada en todas las películas de Technicolor y todos los dibujos animados de MGM (incluida la serie Tom y Jerry), conformó el logo de MGM durante 22 años. La imagen de Leo, el séptimo león, lleva siendo utilizada ininterrumpidamente desde 1957 (un total de 60 años). Sin embargo, la imagen de Tanner volvió a ser utilizada a partir de 1963, únicamente para Tom y Jerry, cuando el departamento de animación de la MGM (que había cerrado en 1958) reabrió para rodar nuevos cortometrajes de la citada serie.

La historia de este león es curiosa, su invención fue fruto de la imaginación de Howard Dietz (ex combatiente en la Primera Guerra Mundial y reportero), que era el director de publicidad de la Goldwyn Pictures en 1924 (cuando esta se unió a la Metro). La imagen del león es anterior a esta fusión ya que Howard lo diseñó en 1916 inspirado en el logotipo de la Universidad de Columbia titulado Roar, Lion, Roar («Ruge, León, Ruge»), eslogan que se grita cuando el equipo de fútbol de la universidad consigue marcar. En 1924, Goldwyn se unió a Metro y a Louis B. Mayer y el león se convirtió en el símbolo del nuevo estudio, pero pasarían 4 años antes de que el público pudiera escuchar su rugido reproducido por un fonógrafo. El propio Mayer sería el encargado de su filmación del rugido.

El 21 de septiembre de 1927 se estrelló en Arizona un avión fletado por la Metro Goldwyn Mayer. El aparato, un Brougham modificado, debía llevar de Los Ángeles a Nueva York a una de las estrellas de la compañía, reclamada para cumplir ciertos compromisos publicitarios. No hubo víctimas pero al llegar los bomberos al lugar del accidente se llevaron una buena sorpresa.

Y es que la estrella que viajaba en el avión era Leo, el león emblema de la Metro, un felino al que durante toda su vida persiguió la mala suerte, o la buena según se mire. Leo no solo salió ileso a este accidente de avión sino que también sobrevivió a dos accidentes ferroviarios, un terremoto, un incendio y una inundación. De hecho ya el barco que lo trajo a EEUU estuvo a punto de naufragar.

Aunque a todos los leones de la Metro se les conoció popularmente como Leo el león, su papel lo han interpretado varios leones. El primero, y protagonista del accidente, se llamaba Slats, de cuyo origen no existen datos muy precisos, pues mientras unos decían que provenía de Sudán, otros que había nacido dentro del zoológico de Dublín, lo que si es cierto, es que fue adiestrado por el especialista Volney Phifer, un famoso domador de animales de Hollywood, y que Slats representó a la Metro entre 1924 y 1928 y nunca llegó a rugir en pantalla, era la época del cine mudo. No obstante al público le encantaba.

Durante dos años recorrió los Estados Unidos promocionando los famosos estudios cinematográficos. Solía acudir a los estrenos de las películas en su propio vehículo desde el que sus cuidadores repartían autógrafos con la frase: “Rugientemente suyo, Leo”. Slats dejó su puesto en 1928 al ser sustituido por Jackie, físicamente muy parecido a Slats y tuvo el honor de ser el primero cuyos rugidos pudieron ser oídos por los espectadores de las películas, vía gramófono claro. Tristemente, y como ocurre con una gran mayoría de estrellas hollywoodienses, a la vejez fue olvidado y finalizó sus días en un triste hospicio para animales en 1936 siendo enterrado en Long Hill, a unos 45 kilómetros de Nueva York.

Después vendrían otros como Tanner el primer león de la Metro en technicolor, y Jackie II (extraoficialmente, ya que no tenía nombre). En total fueron cinco los leones que pusieron rostro al emblema de la Metro. Y solamente el quinto, imagen de MGM desde 1957, se llamó Leo.

Pero ¿que pasó con Slats, el primer león de la Metro? Volney Phifer, su adiestrador, compró una granja en Gillette, Nueva Jersey, a donde llevó muchos animales utilizados en los espectáculos de Broadway cuando ya no interesaban a sus dueños.

Allí llevó también a Slats donde viviría ocho años más hasta su muerte en 1936. Y allí reposan sus restos, bajo un pequeño bloque de granito y un pino, que el propio Phifer plantó tras la muerte de la bestia. Según Phifer mientras el árbol se mantenga en pie sus raíces dominarán el espíritu de Slats.

Como suele pasar casi siempre, cuando la granja rebosaba de vida animal era odiada por los habitantes de Gillette que se quejaban del ruido, los olores y del peligro que suponía que alguno de ellos escapase. La situación cambió radicalmente, y en 1994 los vecinos de Gillette iniciaron una campaña para preservar la tumba de Slats ya que una empresa de camiones pretendía construir un aparcamiento sobre ella. Consiguieron su propósito, así que por suerte para todos, el espíritu de Slats continúa descansando.

En 1994, el director Steven Spielberg, el presidente del estudio Disney Jeffrey Katzenberg, y el productor David Geffen (sí, ellos conforman las iniciales SKG al fondo del logo) se juntaron y fundaron un nuevo estudio llamado DreamWorks. Spielberg quería que el logo para Dreamworks fuera un recordatorio de la época de oro de Hollywood. El logo iba a ser una imagen generada por computadora de un hombre en la luna, pescando, pero el supervisor de efectos visuales Dennis Muren de Industrial Light and Magic, que ha trabajado en varios filmes de Spielberg, sugirió que un logo pintado a mano se podría ver mejor. Muren le pidió a su amigo el artista Robert Hunt que lo pintara. Hunt también mandó una versión alternativa del logo, la cual incluía a un pequeño joven en la luna creciente, pescando. A Spielberg le gustó más esta versión y el resto es historia. Ah, ¿y el chico? Era el hijo de Hunt, William. El logo de DreamWorks que ves en las películas fue hecho en ILM (Industrial Light and Magic) a partir de pinturas hechas por Robert Hunt, en colaboración con Kaleidoscope Films (diseñadores de los storyboards originales), y por Dave Carson (director) y Clint Goodman (productor) de ILM.

En 1935, Twentieth Century Pictures y Fox Film Company (que en aquellos tiempos era una compañía con una cadena de teatros) se fusionaron para crear la Twentieth Century-Fox Company (luego quitaron el guión). El logo original de Twentieth Century Pictures fue creado en 1933 por el famoso artista de paisajes Emil Kosa Jr. Después de la fusión, Kosa simplemente reemplazó Pictures Inc. por Fox para hacer el logo actual. Aparte de este logo, Kosa también es famoso por su pintura mate de las ruinas de la Estatua de Libertad al final de la película de El Planeta de los Simios (1968), y otras. Quizá igual de famoso que el logo es La Fanfarria de 20th Century, compuesta por Alfred Newman, entonces director musical para United Artists.

La Paramount Pictures Corporation fue fundada en 1912 con el nombre de Famous Players Film Company por Adolph Zukor, y los magnates del teatro, los hermanos Daniel y Charles Frohman. La ‘Montaña Majestuosa’ de Paramount fue primeramente dibujada como un garabato por W.W. Hodkinson durante una reunión con Zukor, basado en la montaña Ben Lomond de su niñez en Utah [EE.UU.] (el logo en vida real que hicieron después es probablemente el Artesonraju de Perú). Es el logo más viejo que ha sobrevivido en los filmes de Hollywood.

El logo original tenia 24 estrellas, las cuales simbolizaban las 24 estrellas que tenía contratadas Paramount en ese entonces, ahora tiene solo 22 estrellas. Las pintura original también ha sido reemplazada con una montaña y estrellas generadas por ordenador.

Warner Bros. (asi es, es legalmente Bros. y no Brothers) fue fundada por 4 hermanos judíos que emigraron de Polonia: Harry, Albert, Sam y Jack Warner. De hecho, esos no son los nombres con los que nacieron. Harry se llamaba Hirsz, Albert era Aaron, Sam era Szmul y Jack era Itzhak. Su apellido original es desconocido (alguna gente dice que fue Wonsal, Wonskolaser o incluso Eichelbaum, antes de ser cambiado a Warner). En el principio, Warner Bros. tuvo problemas al tratar de atraer a los máximos talentos. En 1925, a instancia de Sam, Warner Bros. hizo el primer largometraje “hablado” (cuando Harry escuchó la idea de Sam, dijo “¿Quién demonios quiere escuchar a los actores hablar?). Eso fue lo que impulsó al estudio e hizo a Warner Bros. famoso.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUBE DE

ETIQUETAS

LIBRERÍA

RELACIONADA

FILMOGRAFÍA

RELACIONADA

NOVEDADES EDITORIALES