www.juezyverdugo.es --- contacto@juezyverdugo.es

 

18 - Noviembre - 2020
>>>> Destacado

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A finales de octubre, las autoridades egipcias avanzaron el descubrimiento en la necrópolis de Saqqara, en una zona conocida como Bubasteion, de cerca de un centenar de sarcófagos intactos en tres nuevos pozos funerarios. Todos ellos se han datado en la Baja Época, concretamente en la dinastía XXVI (664-525 a.C.), la última dinastía autóctona antes de la conquista persa de Egipto, y el período ptolemaico.

El domingo 15 de noviembre, y en una rueda de prensa multitudinaria, el gobierno egipcio llevó a cabo el anuncio oficial del descubrimiento. Jaled al Anani, ministro de Turismo y Antigüedades, ha explicado que el hallazgo comprende más de cien sarcófagos pintados y sellados, muchos de ellos pertenecientes a miembros de la élite del período ptolemaico, cuarenta máscaras funerarias, estatuas y vasos canopos que contenían las vísceras momificadas del difunto.

Una de las cuarenta máscaras funerarias descubiertas en Saqqara.

Por su parte, el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri, ha contado como fue el descubrimiento: "Encontramos unos nueve metros de escombros [en la misma zona] y, tras quitarlos, tuvimos la suerte de dar con otros tres pozos de unos doce metros de profundidad en los que descansaban los sarcófagos. Mi primera y mayor sorpresa fue el número de ataúdes, ya que estamos hablando de más de cien, la segunda es la condición en que se hallan estos ataúdes, y la tercera es lo importantes que son tanto los ataúdes como sus propietarios. Hoy demostramos que muchos sarcófagos son del ptolemaico temprano, lo que significa que las dinastías XXVI, XXVII, XXVIII, XXIX y XXX, y también el principio de la época ptolemaica [se encuentran representados aquí]. Esto supone que [el cementerio de] Bubasteion no se detuvo en el período tardío, sino que continuó en uso. Así que probablemente podamos encontrar algo más, quizá griego, quizá romano".

Algunos de los sarcófagos recientemente descubiertos tal como han sido expuestos durante la presentación.

Waziri también ha asegurado que éste es el mayor descubrimiento arqueológico realizado en Egipto este año, tanto por la cantidad de piezas halladas, por el estado en que se encuentran y por su evidente calidad. "El nivel social de los individuos que estaban enterrados aquí era un poco superior al de los otros que hemos localizado hasta la fecha. Pertenecían a la élite y tenían sarcófagos dorados, bien pintados y bien decorados", ha afirmado con entusiasmo.

Detalle de uno de los sarcófagos descubiertos en Saqqara, que conserva en perfecto estado el pigmento azul con que fue pintado.

Uno de los momentos culminantes de la presentación ha sido la realización en directo de una tomografía computarizada (TC) a una de las momias. Los investigadores han anunciado a los presentes los resultados preliminares: que el difunto murió entre los 40 y 45 años y tenía una altura aproximada de entre 1,60 y 1,65 m.

Un grupo de arqueólogos y restauradores trabaja en algunas de las piezas recientemente descubiertas.

Según Al Anani, este último descubrimiento está proporcionando mucha información sobre la sociedad y las prácticas funerarias en Saqqara durante este período tardío de la historia de Egipto. Ahora sabemos más sobre las prácticas de momificación, las técnicas, la decoración, las creencias", ha concluido el ministro.

El ministro también ha avanzado que la colección de sarcófagos, ataúdes y el resto de hallazgos se van a repartir entre el nuevo Gran Museo Egipcio, que está previsto que se inaugure el año que viene, el Museo Egipcio de la plaza Tahrir, el Museo Nacional de la Civilización Egipcia y un museo que tendrá su sede en la Nueva Capital Administrativa que Egipto está construyendo y que tiene prevista su inauguración en las próximas semanas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Saqqara es el emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, en la ribera occidental del Nilo, situada a unos 30 km al sur de El Cairo y a 22 km al sureste de las pirámides de Guiza. Funcional desde la Dinastía I (ca. 3050 a. C.) hasta época cristiana (ca. 540).

En 1979, el conjunto de Menfis con sus necrópolis y campos de pirámides (Guiza, Abusir, Saqqara y Dahshur) fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con el nombre de Menfis y su necrópolis - Zonas de las pirámides desde Guiza hasta Dahshur. Está catalogada de tipo cultural (criterios i, iii, vi) con el n° de identificación 86.

La importancia de la necrópolis se debe a los restos de complejos funerarios, erigidos por los faraones del Imperio Antiguo y la gran cantidad de tumbas de nobles, pues el lugar, consagrado al dios Sokar, fue elegido por los faraones del Imperio Antiguo para establecer su necrópolis; ésta fue saqueada desde tiempos antiguos. La tumba del monarca más antiguo posiblemente enterrado en esta necrópolis pudo ser la de Narmer, aunque tiene una tumba, o cenotafio, la B17 en la necrópolis de Umm el Qaab, en Abidos, lejos de Saqqara, en el Alto Egipto, y otra en la necrópolis de Tarjan. En Saqqara Imhotep (el primer arquitecto conocido del mundo) diseñó para su faraón Zoser (Dyeser), de la dinastía III, una tumba con un diseño revolucionario, la pirámide escalonada, la primera de grandes dimensiones erigida en Egipto. También se encuentran muchas mastabas de miembros de la élite del Imperio Antiguo, que solían disponerse próximas a las pirámides de sus soberanos, desde Zoser (Dyeser) hasta Pepi II. Durante el Imperio Antiguo, Saqqara fue abandonada como lugar real de enterramiento, eligiéndose Guiza como nueva necrópolis real, durante la dinastía IV. Shepseskaf volvió a utilizarla, así como los faraones siguientes de la dinastías V y VI.

A partir del periodo tardío se enterraron en el norte de la necrópolis, posiblemente por la relación que tiene la zona con Imhotep, gran número de animales sagrados, sobre todo bueyes sagrados (encarnación de Apis), así como babuinos, halcones e ibis. Un poco más hacia el este hay sepulcros de perros, chacales y gatos, llegando hasta época grecorromana. Con posterioridad, ya en época copta, se estableció el monasterio copto de Apa Jeremias, un pequeño asentamiento, al sur de la calzada procesional de Unis, utilizando materiales de antiguas construcciones.

Imhotep o Imutes, fue un erudito egipcio que es considerado un arquetipo histórico de polimatía; sabio, médico, astrónomo, y el primer arquitecto e ingeniero conocido en la historia.

También se le considera padre de la medicina moderna. Sumo sacerdote de Heliópolis, fue chati ( el más alto funcionario del Antiguo Egipto, el primer magistrado después del faraón ) del faraón Necherjet Dyeser (Zoser), y diseñó la Pirámide escalonada de Saqqara, durante la dinastía III. El significado de la palabra Imhotep es «el que viene en paz».

Imhotep fue el autor del complejo funerario de la "Pirámide Escalonada" de Saqqara, cerca de Menfis en tiempos del rey Dyeser (2650 a. C.). La pirámide necesitó la extracción, transporte y montaje de miles de toneladas de piedra caliza, desafío notable ya que tal material nunca se había utilizado en grandes construcciones, para las que se usaban ladrillos de adobe, fáciles de hacer y baratos.

Un gran problema técnico era el peso de la piedra: Imhotep lo solucionó en parte usando bloques relativamente pequeños, más fáciles de transportar y manejar. Por otra parte, las columnas son decorativas o están adosadas a los muros, sin sustentar mucho peso. Hay que tener en cuenta que en esta época el metal utilizado en herramientas era el cobre, poco adecuado para estos trabajos. Tuvo que organizar todo el proceso de construcción, controlar el trabajo de cientos de obreros, y realizar la primera ciudad funeraria: rodeada por una muralla de unos mil quinientos metros de perímetro, construyó diversas edificaciones como decorado, y hacia el centro erigió una pirámide de seis gradas con una altura de sesenta metros. A su vez, se excavó en la roca del terreno, bajo la pirámide, la que sería la tumba de Dyeser (Zoser) y un conjunto de galerías para almacenar miles de vasijas funerarias, muchas grabadas con los nombres de sus predecesores.

Complejo funerario de Saqqarah.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El templo egipcio de Esna revela nombres de constelaciones hasta ahora desconocidos. Una completa restauración de los muros del pronaos de época romana de este templo egipcio ha devuelto su antiguo esplendor a sus relieves y pinturas, dando numerosas sorpresas a los investigadores.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota de prensa, diciembre 2020:

Egipto despide 2020, un año fructífero en lo que a descubrimientos arqueológicos se refiere, anunciando un nuevo gran hallazgo que será desvelado a principios de 2021. Otra vez ha sido la necrópolis de Saqqara, situada a unos 50 kilómetros al sur de El Cairo, el escenario del que se han extraído importantes vestigios de la antigua civilización de los faraones. En esta ocasión, el protagonista es el controvertido y showman Zahi Hawass, director de una de las misiones arqueológicas que trabajan en el sitio. Según ha anunciado el Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, las excavaciones se han saldado con "enormes hallazgos del Imperio Nuevo" y nuevos pozos funerarios que contenían un número de sarcófagos que todavía no ha trascendido.

Hawass, antiguo ministro de Antigüedades, ha confirmado que los nuevos descubrimientos, que serán anunciados al detalle próximamente, verterán luz sobre una de las partes más desconocidas de la necrópolis de Saqqara. También ha señalado que se desvelarán los secretos de los enterramientos utilizados durante las dinastías XVIII y XIX.

Los trabajos de investigación del equipo de arqueólogos egipcios se están llevando a cabo en las inmediaciones de la pirámide del faraón Teti. Hasta el yacimiento se han desplazado el actual ministro de Antigüedades, Khaled El-Enany, que se ha adentrado en uno de los pozos funerarios recién descubiertos, y el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri.

Zahi Hawass y Khaled El-Enany visitando uno de los pozos funerarios.

La necrópolis de Saqqara ha arrojado impresionantes hallazgos en los últimos meses. El pasado 14 de noviembre se presentó en una multitudinaria y espectacular rueda de prensa el calificado como más importante del año: cien ataúdes de madera intactos de la Dinastía XXVI y otros objetos únicos como máscaras funerarias, algunas bañadas en oro, estatuas de madera y vasos canopos. El 3 de octubre, en un acto similar y tras el parón provocado por la pandemia del coronavirus, Egipto presentó otro gran descubrimiento: 59 sarcófagos de madera en perfectas condiciones con sus momias, que datan de 2.600 años atrás. Los cofres pertenecen al Periodo tardío y, en concreto, a la Dinastía XXVI (664-525 a.C), la última antes de la conquista persa. Asimismo, en esa misma jornada también se anunció el hallazgo de 28 estatuas del dios Ptah Sokar, protector de los muertos y patrón de los herreros, y que habitualmente se asocia con Osiris por su apariencia de halcón. Saqqara sigue siendo un tesoro arqueológico inagotable.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUBE DE

ETIQUETAS

LIBRERÍA

RELACIONADA

FILMOGRAFÍA

RELACIONADA

NOVEDADES EDITORIALES