www.juezyverdugo.es --- contacto@juezyverdugo.es

 

A sangre fría.
>>>> La bibliotecaria

NUBE DE

ETIQUETAS

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

25-Agosto-2021

Truman Streckfus Persons (Nueva Orleans, 30 de septiembre de 1924-Los Ángeles, 25 de agosto de 1984), más conocido como Truman Capote, fue un literato y periodista estadounidense, autor de la novela Breakfast at Tiffany's (Desayuno en Tiffany's) (1958) y su novela-documento In Cold Blood (A sangre fría) (1966).

Hijo de Lillie Mae Faulk, adoptaría el apellido del segundo marido de su madre, José García Capote, un coronel y empresario de las Islas Canarias que residía en Cuba. Durante su niñez, vivió en las granjas del sur de los Estados Unidos y, según sus palabras, empezó a escribir para mitigar el aislamiento sufrido durante su infancia. Estudió en el Trinity School y en la St. John's Academy de Nueva York. A los 17 años consiguió un trabajo para la revista The New Yorker que consistía, según él, en «seleccionar tiras cómicas y recortar periódicos». Con 21 años abandona la revista y publica una serie de relatos: “Miriam”, “The headless hawk” y “Shut a final door”. Este último fue rechazado por Harper’s Bazaar y publicado en The Atlantic Monthly, lo que lo hizo acreedor al Premio O. Henry. La crítica lo aplaude sin reservas y lo considera un discípulo de Poe. En 1948, a los 23 años, publica su primera novela, Otras voces, otros ámbitos, una de las primeras en las que se plantea de forma abierta el tema de la homosexualidad. Otras novelas suyas serían: El arpa de hierba (1951) y Se oyen las musas (1956), además de la famosa Desayuno en Tiffany's (1958), que también sería adaptada al cine por Blake Edwards, con Audrey Hepburn en el papel de Holly Golightly. En 1966 escribe A sangre fría que será su trabajo más celebrado. Con ella acuñaría el término non-fiction-novel, aunque el verdadero creador de este género fue Rodolfo Walsh con su obra “Operación masacre", publicada en 1957, creando un referente para lo que luego sería el nuevo periodismo estadounidense.

Truman Capote en el décimo aniversario de la revista de Andy Warhol 'Interview' en el mítico Studio 54 neoyoquino en 1979. Frívolo, despiadado, fiestero, genial. Además de escribir con vigor y procacidad era el anfitrión perfecto para las fiestas más extravagantes.

La novela, publicada tras cinco años de intensa investigación, cuenta el suceso real del asesinato de la familia Clutter, y fue llevada al cine en 1967 por Richard Brooks. Del libro se venderían más de trescientos mil ejemplares, permaneciendo en la lista de los más vendidos del New York Times durante treinta y siete semanas. Sus relaciones con el cine se extendieron además a la escritura de guiones, entre los que destaca el de ¡Suspense!, de Jack Clayton (1961). Incluso interpretó un papel en Un cadáver a los postres (Robert Moore, 1976). En la década de 1950 reanudó su actividad periodística, realizando entrevistas para la revista Playboy. Murió un 25 de Agosto en Bel Air, a los 59 años, de cáncer de hígado.

Capote basó el personaje de Idabel de su libro Otras voces, otros ámbitos en su vecina de Monroeville y mejor amiga, Harper Lee. En una ocasión, reconoció:

«El señor y la señora Lee, la madre y el padre de Harper Lee, vivían muy cerca de mi casa y ella era mi mejor amiga. ¿Has leído su libro, Matar a un ruiseñor, que tiene lugar en el mismo pequeño pueblo de Alabama donde vivíamos? Soy un personaje de ese libro. Su padre era abogado y ella y yo solíamos ir a los juicios juntos todo el tiempo cuando éramos niños. Íbamos a los juicios en vez de ir al cine».

Una versión lo muestra celoso de Lee porque ella ganó el Premio Pulitzer que él nunca obtuvo; por lo que llegó a decir que él había escrito la novela de ella Matar a un ruiseñor, cosa que la familia Lee niega y se lo atribuye a sus borracheras.

Truman Capote comenzó a trabajar las anotaciones de 'A sangre fría' en Palamós, en 1960.

En 2005 se realiza la película Capote, bajo la dirección de Bennet Miller, en la cual se narra el período de su vida transcurrido durante la investigación de su libro A sangre fría, sobre el asesinato de una familia en Kansas, y cómo el escritor desarrolla una estrecha relación con Perry Smith, uno de los asesinos. Philip Seymour Hoffman ganó el premio Óscar por su interpretación de Truman Capote. La película tuvo, además, cuatro nominaciones: Mejor película, Mejor director, Mejor actriz de reparto y Mejor guion adaptado. En 2006 se estrenó Infamous (en España, bajo el título Historia de un Crimen), donde actúan: Toby Jones, como Capote; Sigourney Weaver, en el papel de Babe Paley, y Sandra Bullock como Harper Lee. Se trata de una adaptación de la novela de George Plimpton Capote: In Which Various Friends, Enemies, Acquaintances and Detractors Recall His Turbulent Career (1997). El guionista y director Douglas McGrath ofrece un contraste entre el Capote en Kansas y sus aventuras posteriores en medio de la alta sociedad neoyorquina.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas llamado Holcomb, los cuatro miembros de la familia Clutter, un matrimonio y sus dos hijos adolescentes, fueron salvajemente asesinados en su casa por Dick Hickcock y Perry Smith. A partir de estos truculentos hechos, el novelista norteamericano Truman Capote logró dar un vuelco a su carrera de narrador y escribió A sangre fría, la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes autores de la literatura norteamericana del siglo XX y el creador del estilo de no ficción, caracterizado por narrar una historia o desarrollar un argumento a partir de hechos reales.

Cuando Truman Capote leyó la noticia del crimen en la prensa, quedó tan impactado que decidió abandonar Nueva York junto con su amiga y autora del libro Matar a un Ruiseñor, Harper Lee. Ambos viajaron hasta Holcomb para conocer todos los detalles de la masacre de primera mano, entrevistando a los vecinos. El escritor decidió que su investigación sobre la muerte de la familia Clutter ya no sería un simple reportaje para la revista The New Yorker, sino que iba a ser un libro, su obra maestra, tal como comenta él mismo en numerosas cartas enviadas a amigos y editores. Para lograrlo, Capote acudió asimismo a la prisión de Lansing, donde cumplían condena los asesinos, para entrevistarse con ellos (también compraría las transcripciones del juicio).

Catherine Keener y Philip Seymour Hoffman, como Harper Lee y Truman Capote en una escena de la película «Capote». Con el tiempo la relación entre ambos se acabó.

Para redactar A sangre fría, el escritor huyó tanto de Kansas como de la bulliciosa Nueva York, para hallar finalmente la paz que esperaba en el pueblecito pesquero de Palamós, en la Costa Brava catalana, donde pasó tres largos veranos (1960, 1961 y 1962). De regreso a la ciudad de los rascacielos, Capote se dio cuenta de que la intensa vida social que llevaba apenas le dejaría tiempo para escribir su novela. Con 4.000 folios para transcribir, Capote no quería escribir la mera crónica de un crimen, sino la historia de una familia buena y decente que fue salvajemente asaltada en mitad de la noche por dos asesinos fuera de control.

Desde la publicación en 1966 de A sangre fría, empezaron a circular diversos rumores sobre ciertas contradicciones y omisiones en las que había incurrido Capote, como que los asesinos habían aceptado 5.000 dólares de un tercero para acabar con la vida de los Clutter. Pero el rumor que quizá destacó por encima del resto fue el que sacó a la luz el periodista del Wall Street Journal, Kevin Helliker, que aseguraba que A Sangre Fría no era la única versión escrita de la masacre de Holcomb. Al parecer, uno de los autores de los asesinatos, Richard "Dick" Hickock (una de las principales fuentes de información de Capote en la prisión de Lansing), también había escrito un manuscrito de 200 páginas donde contaba su versión de los hechos. Desde un principio, Capote negó ante los medios y las editoriales la existencia de las páginas escritas por Hickock, pero el Wall Street Journal aseguró de que el relato del preso había sido escrito antes que la novela de Capote viera la luz y que el escritor tenía conocimiento de su existencia. De haberse publicado ¿hubiera sido un duro competidor para A sangre fría?

Dick Hickcock y Perry Smith. Hickock y Smith volvieron de México y pocos meses más tarde fueron apresados en Las Vegas. Trasladados a Kansas, fueron juzgados y condenados a pesar de la apelación por instancia. En la cárcel, Truman Capote pudo entrevistar a los Hickock y Smith que se mostraron arrepentidos, se acusaban mutuamente (nunca quedó claro quien disparó la escopeta y alegaron estar locos (aunque los médicos que los revisaron no siempre coincidieron que lo fueran). Lo cierto es que cinco años más tarde ambos fueron ahorcados con pocos minutos de diferencia. Pocos meses más tarde, Truman Capote publicaba su novela “A Sangre Fría”, un relato pormenorizado de los hechos, narrado en tercera persona omnisciente, definida como una novela testimonial (que sólo reconoce el antecedente de “Operación Masacre”, escrita por Rodolfo Walsh).

Según esta historia, la única persona que conocía la existencia del manuscrito del preso (aparte de Capote), y que lo habría mantenido bajo protección durante todo aquel tiempo, era un periodista llamado Mack Nations, quien había contactado en 1961 con los dos asesinos mientras trabajaba en un reportaje sobre el corredor de la muerte para el The Wichita Eagle. Pero su correspondencia con Hickock fue bloqueada por orden de las autoridades penitenciarias y el contacto directo o indirecto con los presos se vio restringido (aunque Capote sí lograría, con la mediación de un influyente abogado, conseguir una excepción a la regla de "contacto" con los presos). Aunque la prohibición llegó tarde, porque al parecer Hickock y Nations ya habían llegado a un acuerdo, meramente verbal, por el cual el asesino escribiría su historia y se la enviaría al periodista por correo para que éste la convirtiera en un relato literario y la vendiera a alguna editorial.

Truman Capote con la edición en neerlandés de A sangre fría durante el estreno de la película basada en ese libro en Ámsterdam, 1968.

A pesar de la prohibición que había establecido la prisión en 1962, y de que Capote intentara comprar al propio Nations, el periodista hizo llegar a las autoridades de Kansas una copia del manuscrito de Hickok, que acabó en manos de Robert Hoffman, un abogado del Estado implicado en el caso de los condenados y que dejó a su hijo tras su muerte. Nations hizo llegar una segunda copia del manuscrito a la editorial Random House, que le devolvió el texto con la aclaración de que ya tenían un contrato con Capote. Temiendo la posible competencia, Capote intentó comprar la obra de Hickok (que llevaba por título Autopista al infierno). Sin éxito. Al final, los asesinos fueron ahorcados el 14 de abril de 1965. Un año después, Capote publicaría A sangre fría, que permaneció 35 semanas en la lista de éxitos del The New York Times. Por su parte, Nations, después de ver su carrera periodística en The Wichita Eagle truncada por un caso de evasión fiscal, murió en un accidente de coche en 1968.

Para celebrar el éxito de lo que Capote dio en llamar su "novela no-novela", el autor organizó el 28 de noviembre de 1966 una gala en "blanco y negro" (los invitados debían ir vestidos con prendas en esos tonos) en el hotel Plaza de Nueva York para 500 personas. Muchos le rogaron que los invitara. En una fascinante columna en el The New York Times del 7 de diciembre de ese mismo año, Russell Baker ironizó así sobre el evento: "Los sociólogos todavía están debatiendo si fue la fiesta más importante del siglo XX, y se dice que un gran número de personas que no fueron invitadas fueron eliminadas por completo del mercado social y que al final tuvieron que empeñar sus corbatas blancas y sus zapatillas de baile".

La granja de la familia de Herbert Clutter, en el estado de Kansas, donde hace 50 años se produjo la tragedia.

Pero la misma fama que al principio convirtió a Truman Capote en el personaje más mimado y querido de sociedad neoyorquina lo conduciría hasta el abismo de la soledad. Según confesaría tiempo después el propio autor a su biógrafo Gerald Clarke, más que fama, el libro le acabaría trayendo la ruina: Capote culpó a su novela, de la cual se vendieron 50.000 ejemplares semanales durante los primeros cuatro meses, de sus miserias y adicciones: "Nadie sabrá nunca lo que A sangre fría se llevó de mí. Creo que, en cierto modo acabó conmigo", confesaría. El 25 de agosto de 1984, en medio de una agonía de alcohol y drogas, Capote murió inesperadamente. De su muerte se ha dicho de todo. En un principio se pensó que fue debida a una sobredosis de drogas (algo que le había llevado al hospital en más de una ocasión). Finalmente, un portavoz de la oficina del forense de Los Ángeles aseguró que el escritor murió por causas naturales, a consecuencia de una dolencia hepática.

A sangre fría fue un éxito instantáneo y es el segundo libro sobre crímenes reales más vendido en la historia, detrás de Helter Skelter (1974) de Vincent Bugliosi sobre los asesinatos de Charles Manson. Algunos críticos consideran la obra de Capote como la novela original de no ficción, aunque otros escritores ya habían explorado el género, como Rodolfo Walsh en Operación Masacre (1957). In Cold Blood ha sido alabado por su prosa elocuente, extenso detalle y triple narrativa que describe la vida de los asesinos, las víctimas y otros miembros de la comunidad rural en secuencias alternas. Se presta especial atención a las psicologías y antecedentes de Hickock y Smith, así como a la compleja relación de la pareja durante y después de los asesinatos. In Cold Blood es considerado por los críticos como un trabajo pionero en el género del crimen verdadero, aunque Capote estaba decepcionado de que el libro no ganara el Premio Pulitzer. Partes del libro difieren de los hechos reales, incluidos detalles importantes.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sigue siendo uno de los crímenes más espeluznantes en la historia de los Estados Unidos: cuatro miembros de una familia de Kansas asesinados brutalmente el 15 de noviembre de 1959 en su casa rural. La matanza de los Clutter –contada con lujo de detalles en la novela de Truman Capote, A sangre fría– es un fantasma que acosa a la ciudad de Holcomb desde hace medio siglo y que el juicio y la ejecución de los culpables no logró espantar.

Para muchos residentes, las heridas no terminan de cicatrizar, en parte por el éxito del libro, que dio nacimiento a todo un género literario de novela policial basada en la realidad. El libro es muy mal visto en el pueblo, porque incluye episodios que nunca sucedieron y es considerado como una forma de explotar comercialmente a las víctimas. Las películas inspiradas por el caso tampoco han sido populares aquí.

“Hicieron mucho dinero a costa de nuestro drama”, declaró Bob Rupp, quien cuando era apenas un adolescente salió con Nancy Clutter. Los asesinatos de Herbert Clutter, prominente granjero y líder comunitario; su esposa, Bonnie Mae Fox, y sus hijos: Kenyon, de 15 años, y Nancy, de 16, destrozaron la inocencia de una generación de personas acostumbradas a no cerrar las puertas de sus casas con llave. La búsqueda de los asesinos –Dick Hickock y Perry Smith– cautivó a la nación y atrajo a esta localidad rural a periodistas de todo el país. Cuando se publicó el libro de Capote, la ciudad quedó asociada para siempre con el crimen. Alan Schwartz, viejo amigo de Capote, dijo que muchos residentes de Holcomb nunca terminaron de entender que el escritor no quería hacer un relato basado escrupulosamente en los hechos, sino que su propósito era, a partir de datos reales, mostrar lo que es la vida en una localidad como esta y cómo reacciona ante un crimen de aquella magnitud.

“No es lo que esperaban, pero es una obra de arte. La idea no era reportar exactamente lo que sucedió. Me imagino que mucha gente que estaba conmocionada por lo que sucedió en el medio de Kansas nunca lo entendió”, expresó. “El libro es una obra importante de la literatura estadounidense y una gran descripción de cómo reaccionó un pequeño pueblo ante una tragedia increíble, horrible”, agregó a su explicación Schwartz.

Cuando los residentes de Holcomb se reunieron en 2009 para una ceremonia recordatoria de los Clutter, el dolor por las muertes se mezclaba con un cierto resentimiento hacia el libro de Capote. “Ojalá nunca lo hubiera escrito. No me gustó el libro... lo poco que leí”, comentó Shirley Clutter, nuera de un hermano de Herbert Clutter. La mujer, quien tenía entonces 80 años, dijo que le resultó demasiado doloroso leer el ejemplar. La familia Clutter tenía una larga historia de actividades comunitarias. “(Herbert Clutter) estaba llegando a ser una figura de nivel nacional en agricultura, participando en algunas comisiones de Washington. Quién sabe hasta adónde habría llegado de haber podido vivir su vida”, señaló Dolores Hope, jefa de noticias locales del Garden City Telegram en la época de los asesinatos. A sangre fría resultó una sensación inmediata apenas fue publicado, en 1965. El libro fue traducido a muchos idiomas. En 1967 se hizo una película en blanco y negro, y en 1996 CBS ofreció una miniserie en televisión.

La trama en la escritura del libro por parte de Capote es el tema de una película del 2005, por la cual Phillip Seymour Hoffman recibió el Oscar al Mejor actor. Ese año se vendieron 1,5 millones de ejemplares del texto. Al año siguiente se estrenó otra película, Infamous, que se enfocaba más en la ciudad que en el escritor. Un amigo de los Clutter, Fielding Hands, dijo que Capote escribió un libro interesante. “Creo que fue justo con la familia por las cosas que dijo de ellos y de sus actividades comunitarias”, declaró Hands. Paul Irsik recuerda a los Clutter. Él se crió en la granja, donde trabajaba su padre. Tenía 15 años la fatídica mañana en que él, su hermano y su padre ordeñaron las vacas y fueron a la cocina de la casa para separar la leche. No se dieron cuenta de que la familia había sido asesinada. Ese día empezaba la temporada de caza del faisán y estaban ansiosos por terminar sus tareas y salir a cazar. Irsik no quiere referirse al asunto. Le prometió a su padre que jamás lo haría. “No hemos hablado de eso en la familia por 50 años”, manifestó el allegado de los Clutter.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NOVEDADES EDITORIALES