www.juezyverdugo.es --- contacto@juezyverdugo.es

 

12 - Noviembre - 2021
>>>> Destacado

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El nuevo borrador de acuerdo para la cumbre del clima COP26, que ha sido presentado esta mañana por la presidencia británica, reduce las demandas a los países en la eliminación del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles. Donde el primer texto, publicado el miércoles, llamaba a los países a "acelerar el fin del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles", el nuevo borrador se limita a reclamar la eliminación de "los subsidios ineficientes a combustibles fósiles" y diluye esa petición en un párrafo sobre el desarrollo de nuevas tecnologías limpias. El texto deberá ser examinado esta mañana por los ministros en el plenario de la COP26. La cumbre "llama a las partes a acelerar el desarrollo, despliegue y diseminación de tecnologías y la adopción de políticas para transitar hacia sistemas energéticos de bajas emisiones, aumentando rápido la generación de energía limpia y acelerando la eliminación del carbón y de los subsidios ineficientes para los combustibles fósiles", dice el texto. La inclusión de los combustibles fósiles por primera vez en un documento de la ONU había levantado grandes suspicacias entre los países productores y se espera que sea uno de los puntos más contenciosos en las negociaciones de hoy.

Al mismo tiempo, el nuevo borrador requiere a las partes que revisen y refuercen sus planes nacionales de reducción de emisiones (NDC) para 2030 antes del final de 2022, para hacerlos compatibles con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados para final de siglo. Está previsto que la cumbre culmine en la tarde de este viernes, pero la cantidad de discrepancias que subsisten, sobre todo en cuestiones como la financiación a los países en desarrollo para su adaptación, hacen presumible que pueda alargarse más allá de hoy.

La ciudad escocesa de Glasgow acoge entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre la llamada COP26, la cumbre internacional sobre el cambio climático. Estas son las claves de una cita organizada bajo el paraguas de Naciones Unidas y que persigue encarrilar la lucha contra el calentamiento global.

¿Qué es una COP? Las siglas COP en inglés se refieren a la Conferencia de las Partes. Es decir, a la reunión —normalmente anual— de los casi 200 países que forman parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La convención se adoptó en 1992 y establecía que los gases de efecto invernadero que emite el ser humano en su actividad cotidiana están contribuyendo al cambio climático. La convención, además, fijó que los firmantes deben reducir esos gases. Para desarrollar ese tratado se celebran las COP, en las que participan los delegados y ministros de los casi 200 países del mundo. La primera COP se desarrolló en Berlín en 1995 y la número 26 se debería haber celebrado en Glasgow hace un año, pero la pandemia obligó a aplazarla 12 meses. La última COP, la de 2019, fue en Madrid.

¿Qué es el Acuerdo de París? La convención marco sirvió para que se aprobara en 1997 el Protocolo de Kioto. Luego, en 2015, se adoptó el Acuerdo de París, que obliga a todos los países que se sumen al pacto a acometer recortes de sus emisiones de gases. La suma de todas esas reducciones debe ser suficiente para que se cumpla el principal objetivo: que el aumento de la temperatura media del planeta no supere los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales y en la medida de lo posible que no rebase los 1,5. Ese es el límite que establece la ciencia para evitar los efectos más catastróficos de una situación que en estos momentos no se puede revertir. El planeta está ya en un calentamiento de 1,1 grados.

¿Está encaminado el mundo hacia el cumplimiento del Acuerdo de París? No. Los estudios científicos —liderados por el IPCC, el grupo de expertos que asesoran a Naciones Unidas— y los diferentes organismos internacionales vinculados a la ONU advierten de que los países no están encaminados para cumplir esas metas de París. De hecho, los planes actuales llevan a un incremento de la temperatura de alrededor de 2,7 grados porque los recortes de los gases de efecto invernadero son insuficientes. La concentración en la atmósfera de estos gases no ha dejado de aumentar pese a los diferentes tratados y en 2020 volvieron a marcar otro récord. Esto ha causado ya daños que serán “irreversibles” durante “siglos o milenios” y lleva a un incremento de la intensidad y la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, como estableció el IPCC en su último gran informe.

¿Qué es la ambición? Tras esa expresión —incorporada ya a la jerga de las negociaciones climáticas— se esconde precisamente la asunción de que los planes de recorte de las emisiones de los países no son suficientes. Por eso, el Acuerdo de París establecía revisiones periódicas al alza. La primera debía haberse realizado en 2020, pero se ha dilatado hasta ahora por la pandemia. El último análisis realizado por la ONU muestra que los recortes previstos para 2030 son un 7% mayores ahora que con los planes anteriores. Pero se está todavía lejos de lo que se necesita: en el mejor de los escenarios, los países tienen que reducir sus emisiones un 22% más de lo prometido hasta ahora para poder cumplir con la meta de los dos grados y en un 50% si se quiere conseguir que el calentamiento solo llegue a los 1,5 grados.

¿Puede mejorar esta situación en Glasgow? Sí, por supuesto. 120 de los casi 200 países firmantes del Acuerdo de París han revisado sus planes de recorte de emisiones hasta el arranque de la cumbre. Y cualquiera puede hacerlo en cualquier momento. De hecho, se espera que de la cumbre de Glasgow pueda salir algún llamamiento instando a que se actualicen lo antes posible de nuevo los programas. Pero, de momento, la situación parece que no cambiará mucho porque las grandes potencias han puesto ya sobre la mesa sus compromisos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Quiénes son los principales emisores de gases de efecto invernadero? Según las últimas estimaciones del grupo de analistas de Rhodium Group, China es el principal emisor y acumuló en 2019 el 27% de todos los gases de efecto invernadero expulsados por la actividad del ser humano. Le siguen: Estados Unidos (11%), India (6,6%) y la Unión Europea (6,4%). Pero si se mira a las emisiones acumuladas, EE UU sigue siendo el país que más ha contribuido históricamente al calentamiento global.

¿Todos los países se han comprometido a lo mismo? No, cada uno se fija su propia meta y debe revisarla al alza periódicamente. La Unión Europea, en su última actualización, ha prometido reducir sus emisiones un 55% en 2030 respecto a 1990. EE UU, tras la salida de Donald Trump de la Casa Blanca y la vuelta al Acuerdo de París, se ha comprometido a reducirlos entre un 50% y un 52% en 2030 respecto a los niveles de 2005. Y China se ha fijado como principal objetivo alcanzar su pico de emisiones en 2030, lo que le permitiría seguir con emisiones crecientes durante esta década.

¿Basta con comprometerse a reducir las emisiones? No, luego hay que aplicar planes concretos dentro de cada país para llegar hasta su meta. Europa está diseñando ahora el suyo. Y la Administración de Joe Biden está encontrando muchas dificultades para lograr los apoyos necesarios en el Congreso al plan climático que le debe permitir a este país cumplir con lo prometido. China, por su parte, ha presentado ya una hoja de ruta interna para llegar a la meta fijada por su presidente, Xi Jinping, el único de los jefes de Estado de las grandes potencia —junto al ruso Vladímir Putin— que no acude a la ceremonia de apertura de la COP26.

¿Qué son las emisiones netas cero? Muchos países se están comprometiendo a alcanzar las emisiones netas cero a mediados de siglo. Esto supone que para entonces solo podrán emitir los gases que puedan ser captados por los sumideros, tanto los naturales (por ejemplo, los bosques) como los artificiales (a través de unas técnicas de captura y almacenaje que en estos momentos están en fase experimental). Hasta ahora, unos 75 países se han fijado como meta las emisiones cero a mediados de siglo, la mayoría en 2050, aunque algunos también en 2060. Durante la cumbre de Glasgow es posible que más países lo hagan. Sin embargo, los organismos internacionales advierten de que existe un problema de coherencia entre muchas de esas metas y los planes de recorte que tienen los países y que no conducen a esa neutralidad.

¿Qué es el artículo 6 y por qué es importante? El Acuerdo de París necesitaba de un reglamento de desarrollo y, desde 2015, los negociadores de los 200 países lo han ido cerrando. Pero en el artículo 6 se ha encallado la negociación. Este artículo hace referencia a los intercambios de derechos o unidades de emisiones de gases entre países, y también es el único de todo el acuerdo que hace referencia al sector privado, ya que abre la puerta a que las empresas puedan adquirirlos. En el Protocolo de Kioto ya existía un sistema por el que un país que no conseguía recortar lo que debía sus gases podía comprarle a otro Estado derechos de emisiones. Ese sistema se supone que seguirá con París y uno de los principales debates es cómo evitar la doble contabilidad, es decir, que un mismo derecho no pueda llevarse a los balances de reducción de dos países a la vez. El debate está entre los países que quieren reglas laxas y los que no quieren aprobar un sistema que permita esa doble contabilidad.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Protocolo de Kioto es un protocolo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero. Este documento comprometió a los países industrializados signatarios a estabilizar las emisiones de GEI, y la Convención por su parte ha alentado a los países a hacerlo. Estructurado en función de los principios de la Convención, el protocolo establece metas vinculantes de reducción de las emisiones para 37 países y la Unión Europea (UE), reconociendo implícitamente que, en 1997, eran los principales responsables de los elevados niveles de emisiones de GEI en la atmósfera. El protocolo fue adoptado el 11 de diciembre de 1997 en Kioto, Japón, pero no entró en vigor hasta el 16 de febrero de 2005. En noviembre de 2009 eran 187 los estados que lo habían ratificado. En el protocolo se acordó una reducción de al menos un 5 %, de las emisiones de estos gases en 2008-2012 en comparación con las emisiones de 1990. No obstante, el período de compromiso del Protocolo se amplió hasta el 2020.

El Protocolo de Montreal ayudó a la preservación de capa de ozono.

El Protocolo de Montreal es un protocolo del Convenio de Viena para la protección de la capa de ozono, diseñado para proteger la capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de numerosas sustancias que se ha estudiado que reaccionan con ella y se cree que son responsables del agotamiento de la misma. El acuerdo fue negociado en 1987 y entró en vigor el 1 de enero de 1989. La primera reunión de las partes se celebró en Helsinki en mayo de ese 1989. Desde ese momento, el documento ha sido revisado en varias ocasiones, en 1990 (Londres), en 1991 (Nairobi), en 1992 (Copenhague), en 1993 (Bangkok), en 1995 (Viena), en 1997 (Montreal) y en 1999 (Pekín). Se cree que si todos los países cumplen con los objetivos propuestos dentro del tratado, la capa de ozono podría haberse recuperado para el año 2050. Debido al alto grado de aceptación e implementación que se ha logrado, el tratado ha sido considerado como un ejemplo excepcional de cooperación internacional, con el objetivo de la recuperación de la capa de ozono. El tratado se enfoca en la eliminación de las emisiones mundiales de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SACO). El tratado propone la reducción en su producción y consumo hasta llegar a la eliminación parcial.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué más se puede esperar de la cumbre de Glasgow? En los últimos meses se ha trabajado para intentar cerrar otros acuerdos puntuales durante la COP26. Por ejemplo, se busca que un amplio número de países se comprometan a abandonar el carbón para generar electricidad. O a dejar de producir coches de combustión en 2035. Y más de medio centenar de países también se van a comprometer a reducir un 30% las emisiones de metano en 2030. Este es un potente gas de efecto invernadero y es junto al dióxido de carbono es el principal impulsor del calentamiento global. Además, también es previsible que se anuncien nuevos compromisos de ayuda financiera. Los países desarrollados debían movilizar anualmente 100.000 millones de dólares para ayudar a los países más pobres a hacer frente a los efectos del calentamiento y a recortar sus emisiones. Pero en 2019, según los cálculos de la OCDE, se había llegado solo a los 79.600. Y un reciente informe liderado por Alemania y Canadá reconoce que no se alcanzará hasta 2023 la meta de los 100.000 millones de dólares (86.000 millones de euros). Además, muchas organizaciones no gubernamentales ponen en duda la incidencia de esos fondos y critican que una gran mayoría del importe se corresponda con préstamos y no con ayudas a fondo perdido.

¿Cómo sería el planeta si todos los glaciares se derritieran?

Con tan solo 5 m de subida del nivel del mar, los problemas que se plantearían en todas las partes del planeta serían graves. Los Países Bajos, se verían totalmente invadidos por el mar. Si el nivel del mar subiera tan solo 5 metros. Holanda que se encuentra con gran parte de su territorio por debajo del nivel del mar del Norte y que han conseguido ganar terreno al mar por medio de inmensos diques, dunas, esclusas, etc., sería uno de los primeros países en sufrir las consecuencias. Con una subida de 5 metros, el mar superaría las barreras de contención, inundando más de la mitad del territorio. Amsterdam, La Haya, Rotterdam, Brujas, etc., sufrirán inundaciones continuas.

Alemania también se vería gravemente afectada ciudades como Bremen o Hamburgo en Alemania, la costa de Bélgica e incluso parte de Francia como Burdeos o Dunkerke también quedarían inundadas. En España, las partes más afectadas sería el sur de Barcelona, Huelva y gran parte de Cádiz. La península de Florida también se vería seriamente afectada.

Cuando el mar alcance los 10 m de subida, el desastre será de características bíblicas. En los Países Bajos 3/4 partes del país quedarán bajo el agua. Las Islas Maldivas, Tuvalu y las Islas Marshall, desaparecerán totalmente, como la mayoría de las Islas del Pacífico.

Un 20% de Florida habrá desaparecido bajo el agua y con Florida, también desaparecerán las Bahamas. Toda la costa sufrirá la desaparición de cientos de poblaciones que se encuentran en la costa, el mar entrará por el valle del Río Hudson, atravesará Nueva York y llegará hasta Albany, se estima que podría penetrar a través del río 200 km.

Florida, con una subida de 5 metros.

Canadá también sufrirá los estragos del deshielo, perderá Quebec y Montreal. En Brasil el valle del Amazonas ha desaparecido, el mar ha llegado hasta Manaos, casi 1000 kilómetros. Con 10 metros de subida de nivel del mar, el valle de Paraná ha desaparecido bajo el agua hasta pasar Rosario, Buenos Aires de momento sobrevive.

Con 20 metros de subida del nivel del mar el desastre sería terribles, los Países Bajos quedarían sumergidos en un 90%. Venecia, no existe ahora se encuentra bajo el mar Adriático, pero el mar a continuado avanzando llegando incluso hasta Pádua.

En Inglaterra, el mar ha llegado a convertir Londres en una especie de laguna de agua salada, donde sólo se podrán ver los picos de los rascacielos. Lincolnshire es ahora una isla, rodeada de agua, toda la zona de costa sudoriental está bajo las aguas. Al norte de Gran Bretaña, tanto Edimburgo como Glasgow ya han desaparecido y las tierras altas de Escocia parecen ahora una Isla.

En España todo el valle del Guadalquivir está inundado y Sevilla duerme bajo el agua, mientras que en el mediterráneo el Delta del Nilo ha sido inundado por el Mediterráneo.

Si el nivel del mar subiera 66 metros, seguramente ninguno de nosotros estaríamos por aquí, supondría que todo el hielo dela tierra se ha derretido. No existe nada de hielo ni en la Antártida ni en Groenlandia, con esta situación, en la tierra se habría perdido mas de 13 millones de km², de terreno costero en todo el planeta Tierra, más de 2.000 millones de personas han desaparecido.

¿Y si todos los glaciares se derriten? Los Países Bajos, prácticamente toda Dinamarca y Bélgica han desaparecido. Bangladesh tan solo posee el 10% del terreno que antes tenía, Camboya ha perdido 2/3 del territorio. El mar Negro y el mar Caspio doblaran su tamaño.

América del Norte también sufrirá las consecuencias, toda la península de Florida desaparecerá bajo las agua, parte de Cuba y de la Península del Yukatán, habrán pasado a formar parte del lecho marino. La costa oeste, no tendrá tantos cambios como su costa este, pero aún así ciudades como Seattle, Los Ángeles o San Francisco sufrirán graves inundaciones.

Desaparecerán ciudades tan importantes como Los Ángeles, San Diego, San Francisco, Montreal, Halifax, Boston, Nueva York, Philadelphia, Whasington, Norfolk, Charleston, Houston, New Orleans, Tampa, Miami, Habana, Veracruz, Cancún, Puerto Príncipe…..

Gran parte de América del Sur, también se verá afectada por el incremento del agua, países como Venezuela, Colombia o Guayana, quedará bajo el mar. Las cuencas tanto del río Orinoco como del Amazonas o el río de la Plata, dejarán pasar el agua, lo que hará que el océano atlántico cubra gran parte de terreno. Los Andes se verán afectados por el cambio climático que provocaría la falta de corrientes atmosféricas y marinas, consiguiendo alcanzar temperaturas muy elevadas. Las ciudades que desaparecerán serán Buenos Aires, Montevideo, Lima, Asunción, Río de Janeiro, Pararanibo y Georgetown, como las más importantes.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático entró en vigor el 21 de marzo de 1994. Hoy en día, tiene una membresía casi universal. Los 197 países que han ratificado la Convención se denominan Partes en la Convención.

La lucha contra el cambio climático consiguió en 2016 poner de acuerdo casi al mundo entero. Los representantes de cerca de 200 países, reunidos en la Cumbre del Clima de París, adoptaron el primer acuerdo global para atajar el calentamiento desencadenado por el hombre con sus emisiones de gases de efecto invernadero. El pacto abrió un camino, pero no es la meta, como resaltaron los negociadores. Los esfuerzos que hay ahora sobre la mesa no son suficientes para impedir que el aumento de la temperatura a final del siglo se quede “muy por debajo de los dos grados”, el objetivo que perseguía el pacto. Todos los países firmantes acordaron limitar sus emisiones, aunque los desarrollados, con un mayor esfuerzo y movilizar 100.000 millones de dólares anuales.

“Siempre podrán decir que el 12 de diciembre de 2015 estaban en París”, le dijo Hollande a los ministros reunidos en la cumbre. “Y podrán sentirse orgullosos ante sus hijos y sus nietos”.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUBE DE

ETIQUETAS

LIBRERÍA

RELACIONADA

FILMOGRAFÍA

RELACIONADA

NOVEDADES EDITORIALES